Conecta con nosotros

Bicicleta y Salud

Renunciar a la bicicleta no es una opción

«La bicicleta es un medio de transporte sostenible, asequible y saludable».
conBdebike.com subscribe la Declaración sobre el Uso de la Bicicleta de la UE

Renunciar a la bicicleta no es una opción. conBdebike.com subscribe la Declaración sobre el Uso de la Bicicleta de la UE.

La bicicleta es un medio de transporte sostenible, asequible y saludable. Y supone un importante valor añadido para la economía.

Te lo contamos en conBdebike.com, portal profesional exclusivo de IPDGrupo.com que te ofrece información para decidir sobre bicicleta, ciclismo, deporte, movilidad sostenible y salud.



Renunciar a la bicicleta no es una opción

Para mejorar la calidad, cantidad, continuidad y atractivo de las infraestructuras ciclistas en todos los Estados miembros son necesarios compromisos claros:

  • Redes ciclistas seguras y coherentes en las ciudades
  • Mejores conexiones con el transporte público
  • Aparcamientos seguros
  • Puntos de recarga para bicicletas eléctricas y autopistas ciclistas que conecten las ciudades con las zonas rurales.
Karima Delli, presidenta de la Comisión de Transportes; Georges Gilkinet, Viceprimer Ministro y Ministro de Movilidad de Bélgica y Adina Vălean, Comisaria Europea de Transportes.

«La seguridad es un requisito previo para fomentar el uso de la bicicleta, ya que la vulnerabilidad de los ciclistas es manifiesta. El 9% de las víctimas mortales de accidentes de tráfico en la UE son ciclistas», asegura Adina Vălean, comisaria de Transportes de la UE.

Y añade: «Además de infraestructuras más seguras, como carriles bici separados, todos los elementos del sistema de seguridad deben aplicarse tanto a las bicicletas como a los coches …

… Entre ellos figuran los elementos de seguridad ante la velocidad y el uso de la calzada, así como la correcta aplicación de las normas de tráfico».

Más allá del aspecto clave de la seguridad, la comisaria cree que «esta Declaración estimulará la creación de puestos de trabajo de calidad en formación y cicloturismo. En 2022, se fabricaron en la UE 14,7 millones de bicicletas, lo que supone un aumento del 29% desde 2012».

Para Tony Grimaldi, presidente de la Cycling Industries Europe (CIE), «Todos salimos ganando: movilidad, creación de empleo, crecimiento económico, promoción de las empresas locales… todo disponible ahora, todo asequible ahora …

… No hay razón para esperar a que la bicicleta crezca, desarrollemos ya una industria ciclista europea de categoría mundial e impulsemos el liderazgo europeo».

Jill Warren, directora general de la Federación Europea de Ciclistas (ECF), explica: «la Declaración Europea del Ciclismo es un logro histórico …

… Esta declaración tiene el potencial de desbloquear los beneficios del ciclismo para millones de ciudadanos europeos, reflejando muchas de las reivindicaciones y demandas políticas de la ECF desde hace mucho tiempo …

… Con la bicicleta elevada a prioridad estratégica, estamos dispuestos a apoyar a las instituciones para que hagan realidad todo su potencial como medio de transporte saludable y sostenible.»

Manuel Marsilio, director general de CONEBI, concluye: «Mediante la colaboración, la promoción y el diálogo continuo con los responsables políticos, nos esforzamos por apoyar los objetivos del Pacto Verde Europeo.»

Declaración Europea sobre el Uso de la Bicicleta.

Declaración Europea sobre el Uso de la Bicicleta

El Parlamento Europeo, el Consejo y la Comisión Europea proclaman solemnemente la siguiente Declaración conjunta sobre el uso de la bicicleta:

El transporte es clave para la inclusión social y el desarrollo económico, así como para la creación de puestos de trabajo y la promoción del acceso a otros servicios esenciales, como el empleo, la educación, la sanidad y los cuidados asistenciales.

Sin embargo, aún es una fuente importante de emisiones de gases de efecto invernadero y de contaminación atmosférica, acústica y del agua. La congestión sigue siendo un grave reto para la eficacia de los sistemas de transporte y reduce asimismo la habitabilidad de las zonas afectadas, con un coste considerable para la sociedad y la economía.

Las formas de transporte sostenibles son esenciales para alcanzar los objetivos de la Unión en materia de clima, contaminación cero y eficiencia energética.

Entre ellas, el uso de la bicicleta es una de las más sostenibles, saludables y eficaces, con un potencial considerable para apoyar la descarbonización del transporte urbano …

… y contribuir a lograr los objetivos a escala de la UE de reducir las emisiones netas de gases de efecto invernadero en al menos un 55% de aquí a 2030 con respecto a los niveles de 1990 y alcanzar la neutralidad climática de aquí a 2050, en consonancia con la Legislación Europea sobre el clima.

También nos ayudará a avanzar hacia el objetivo de contaminación cero, y supondrá numerosos beneficios colaterales en otros ámbitos. La importancia de seguir desarrollando el uso de la bicicleta es clave, en particular para las poblaciones y las ciudades europeas, como parte de nuestros objetivos climáticos.

El uso de la bicicleta comprende una amplia y dinámica gama de vehículos de carretera de tracción humana que incluye: bicicletas para diversos terrenos, de carga, para transportar niños, para personas con discapacidad, triciclos, reclinadas, velomóviles, tándems, eléctricas, de pedaleo asistido y los remolques.

Todas cubren una amplia gama de necesidades de transporte y movilidad y requieren infraestructuras adecuadas.

El uso de la bicicleta desempeña un papel cada vez más importante en el transporte urbano de mercancías, en particular los envíos de paquetes y las compras, gracias a las bicicletas de carga y similares. Con el fin de aprovechar todo el potencial del uso de la bicicleta, las políticas en este ámbito deben reflejar esta diversidad.

Viñeta de Idígoras y Pachi, exclusiva en conBdebike.com.

Con vistas a desarrollar todo su potencial, el uso de la bicicleta debe abordarse adecuadamente en las políticas de movilidad urbana a todos los niveles de gobernanza y financiación, planificación del transporte, sensibilización, asignación de espacio, normas de seguridad e infraestructuras adecuadas, con una atención especial para las personas con movilidad reducida.

Por ejemplo, el eje central del concepto de la Unión relativo a la planificación de la movilidad urbana sostenible es la movilidad activa, incluido el uso de la bicicleta. Las medidas de apoyo al uso de la bicicleta deben notificarse en el marco del pilar de descarbonización de los planes nacionales de energía y clima y se han de tener debidamente en cuenta en los planes de la misión de Horizonte Europa sobre ciudades inteligentes y climáticamente neutras de aquí a 2030.

El uso de la bicicleta mejora la inclusión social y contribuye a la salud física y mental de las personas, así como a su bienestar. Se trata de una actividad física moderada que reduce los riesgos para la salud y las muertes prematuras vinculados a estilos de vida sedentarios.

Las bicicletas con asistencia eléctrica (bicicletas eléctricas y bicicletas de pedaleo asistido) son cada vez más populares y permiten a las personas cubrir distancias más largas, satisfacer las necesidades de movilidad y transporte de las familias y las pequeñas y medianas empresas (pymes), y llegar a otros grupos, como las personas mayores y las personas con discapacidad o movilidad reducida.

La mejora de las infraestructuras ciclistas también beneficiará a otros medios, como las soluciones de micromovilidad.

Es esencial contar con más y mejores infraestructuras ciclistas seguras en toda la Unión para que más personas estén dispuestas a desplazarse en bicicleta, tanto dentro de las zonas urbanas y rurales como entre ellas. La mejora de las infraestructuras ciclistas también beneficiará a otros medios, como las soluciones de micromovilidad.

La financiación dedicada al uso de la bicicleta —a escala local, nacional y europea— es necesaria para conseguir el objetivo de que más personas se desplacen en bicicleta. Un nivel adecuado de inversión es un requisito previo para mejorar significativamente las condiciones para el uso de la bicicleta y mantener las infraestructuras.

La seguridad es un requisito previo para animar a las personas a desplazarse en bicicleta, especialmente a los grupos que todavía tienen dudas, entre los que se encuentran bastantes mujeres, niños y personas mayores.

Además de infraestructuras más seguras, como vías separadas y aparcamientos seguros para bicicletas, todos los elementos del enfoque del «sistema seguro» deben aplicarse tanto a las bicicletas como a los vehículos motorizados y a los conductores que comparten la vía pública con los ciclistas.

Esto incluye velocidades de seguridad, un uso seguro de la vía pública y vehículos seguros, respaldados por un riguroso control del cumplimiento de las normas de tráfico. El desarrollo de normas para los carriles para bicicleta aumentaría la seguridad desde la fase de diseño de las nuevas infraestructuras ciclistas.

La formación y la educación, por ejemplo en las escuelas, pueden contribuir a promover el uso seguro de la bicicleta.

La industria europea de la bicicleta desempeña un papel mundial, como innovador y como líder, y es un sector importante y en crecimiento de la economía.

La industria europea de la bicicleta desempeña un papel mundial, como innovador y como líder, y es un sector importante y en crecimiento de la economía. En la actualidad, cuenta con más de mil pymes y supone un millón de puestos de trabajo, con potencial para muchos más.

El uso de la bicicleta también es un factor facilitador clave del turismo sostenible y contribuye a la conectividad dentro de las zonas rurales y urbanas y entre ellas, especialmente en combinación con trenes, autobuses y otros modos de transporte con vistas a la creación de servicios de movilidad multimodal. Aporta beneficios tangibles a la economía local, en particular a las pymes.

En la Unión, los datos sobre el uso de la bicicleta no se recogen de forma sistemática. Esto tiene repercusiones sobre una elección óptima de las inversiones en transporte y sobre la evaluación de la eficacia de las medidas ya adoptadas.



Se espera que los principios incluidos en la presente Declaración ayuden a cumplir los objetivos climáticos y medioambientales de la Unión, en particular el Plan de Acción «Contaminación Cero» y los demás objetivos del Pacto Verde Europeo, la Estrategia de Movilidad Sostenible e Inteligente y el Nuevo Marco de Movilidad Urbana de la UE.

En febrero de 2023, el Parlamento Europeo adoptó una Resolución sobre el Desarrollo de una estrategia de la Unión para la bicicleta. En 2022, seis Estados miembros de la Unión elaboraron una Declaración europea sobre el uso de la bicicleta, que ya ha firmado la mayoría de los Estados miembros.

La promoción y aplicación de los principios incluidos en la presente Declaración constituye un compromiso político de la Unión; esta es responsable de aplicar la presente Declaración en cooperación con sus Estados miembros, con arreglo a sus competencias respectivas y respetando plenamente el Derecho de la Unión.

Periodista y especialista en comunicación 360. Con 30 años de experiencia profesional. Prensa, radio, televisión, contenido digital y redes sociales. Creador de IPDGrupo.com y sus seis portales profesionales: jupsin, conRderuido, pereznoesraton, conideintelligente, conBdebike y conSdesport. Una ventana abierta al mundo sobre diversos aspectos de la salud y el bienestar. Información para decidir.

Deja tu comentario

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

publicidad

¿Qué debo tener en cuenta al comprar una bicicleta eléctrica? 

Bicicleta y Salud

Calambres musculares y consejos eficaces para su prevención

Bicicleta y Salud

«Ha llegado el momento de unirse a la movilidad inteligente»

Bicicleta y Salud

¡Atención a las lesiones de mano y muñeca si eres ciclista!

Bicicleta y Salud

Connect
Newsletter Signup

Introduce tu email